El hombre trata de dominar a la mujer porque tiene miedo a perder control y poder, en cuanto tiene ocasión inicia el proceso. No quiere matarla, sólo ejercer la violencia suficiente para doblegarla. Y lo hace con naturalidad y sientiendose legitimado porque el sistema se lo dicta de esa forma. El comprende perfectamente lo que está haciendo, pero lo hace porque piensa que está haciendo lo correcto, tiene el apoyo tácito de todos para que todo esté en su lugar. Y lo pone en práctica porque con el consenso social sabe que tiene éxito en la mayoría de las ocasiones. No ve a la mujer como un igual, sino como un objeto de su propiedad que debe ser controlado y sometido para ser puesto a su servicio.

No creo en la violencia de género (aunque de momento la violencia machista es una realidad y hay que luchar contra ella), creo que el género mismo es la violencia. La raíz del problema es la denominación de género, con roles ya asignados, esa diferencia hace que compitamos entre nosotros o que se ejerza violencia y dominación entre ambos.

"Quizás también estás enamorado de alguien que no lo sabe, quizás tengas miedo y llores abrazado a la almohada, quizás también te pesa el alma como a mí."

Deberías ser un gusto de helado.